11 noviembre 2008

ARTÍCULO 6.

Los partidos políticos españoles son libres en el ejercicio de su manifestación popular y garantizan su libre y democrático funcionamiento gracias al artículo 6 de la Constitución española:
Articulo 6. “ Los partidos políticos expresan el pluralismo político, concurren a la formación y manifestación de la voluntad popular y son instrumento fundamental para la participación política. Su creación y el ejercicio de su actividad son libres dentro del respeto a la Constitución y a la ley. Su estructura interna y funcionamiento deberán ser democráticos.”

La democracia posibilita a todos los ciudadanos vernos representados o representar desde la soberanía popular las diferentes sensibilidades y establece los límites de nuestra democracia de forma clara. Gracias a nuestro estado de derecho podemos construir España entre todos y para todos. ¡Qué bonita es la teoría! Sigo...

De la misma forma, para la democracia interna de los partidos políticos, los congresos con compromisarios previamente elegidos, primarias o asambleas de afiliados que eligen a sus líderes, deben ser y son la máxima expresión de garantía democrática.  

ay! cuanto deseamos muchos que se cumpla lo escrito!

Como saben, hay en Euskadi un grupo de terroristas fanáticos que cree que la democracia es el tiro en la nuca. Su "democracia interna" son las desapariciones físicas de integrantes de su partido terrorista. Y todavía puede haber alguien que ponga en duda que no son un partido político.
 ... y para el que no quiera usar o entender castellano, desde venaeuskadi lo repito en mi otro idioma español...
6 artikulua. “Alderdi polítikoek política aniztasuna adierazten dute, herri nahiaren hezkuntza eta agerpenean konkurritzen dira, eta politikan parte hartzeko oinarrizko tresnak dira. Haien sortze eta ekintza ariketak askeak dira Konstituzio eta lege errespetatu barruan. Haien barne egitura eta iharduera demokratikoak izan behar dute.”

MENSAJES: 

Para ETA, el peso de la Constitución y la legalidad vigente. 
Para los partidos democráticos, unidad y firmeza frente a ETA y Constitución. 
Para el Gobierno, mejores leyes con mayores penas por terrorismo y real amparo a las víctimas. 
Para los ciudadanos, participación activa. Debemos recordar que es "nuestra soberanía", la de todos los españoles.
Este magnífico acuerdo del 78 debemos defenderlo día a día en todos los rincones de Euskadi y del resto de España recordando todos y cada uno de sus artículos.

Cuento con uds.