26 febrero 2009

EN SONDIKA, ETA CON TOTAL IMPUNIDAD.

El Tribunal Constitucional confirmó el pasado 12 de febrero por unanimidad la anulación de las candidaturas del partido Askatasuna y la agrupación Demokrazia 3 Milioi (D3M) a las elecciones vascas del próximo 1 de marzo impugnadas por la Fiscalía y el Gobierno.

Pero la realidad en nuestros pueblos y barrios en Euskadi es que tenemos a ETA en sus múltiples formatos hasta en la sopa. Créanme cuando les digo que los carteles del Partido Popular se pegan casi a diario porque son arrancados de las carteleras con empeño y perseverancia. Pero la propaganda ilegal está como desde el primer día, intacta y colocada en el sitio correspondiente a un partido democrático.

CON ESTAS FOTOS, SACADA HOY DÍA 26 DE FEBRERO TRAS VOLVER A COLOCAR LOS CARTELES DE BASAGOITI, QUIERO DENUNCIAR LA IMPUNIDAD DE ETA EN SONDIKA, LA PERMISIVIDAD DEL ALCALDE DEL PNV, EL SR. CARRO, QUE NO MUEVE UN DEDO FRENTE A ESTE ATROPELLO DEMOCRÁTICO, A PESAR DE LA LEY, DE LAS SENTENCIAS, DEL TRABAJO, DENUNCIAS Y SOLICITUDES DEL PP.



Y ¿qué me dicen de la plaza dedicada a los presos en el centro e Sondika?

A una moción del Partido Popular en el Ayuntamiento de Sondika para retirar la placa que ven en el centro de la imagen "Gudarien Txokoa", con la que se dedica esta plaza a los presos de la banda terrorista ETA, y con ella, retirar también toda la simbología etarra que ven, el Alcalde alegó que "es un muro privado, y no puede actuar sobre lo que allí se encuentra". Vergonzoso y falso.

Nótese la pancarta que vemos a la derecha de la placa, con dibujos de las caras de etarras de Sondika encarcelados y la simbología de Gestoras Pro-amnistía contra la dispersión.

Es apología pura y dura del terrorismo instalada de forma permanente en las vidas de los vecinos de Sondika.

ESTA ES LA VERDAD EL PNV. Los carteles de D3M plagan el pueblo, consagran la impunidad de ETA y con su presencia vulneran y coartan la libertad y la normalidad en las vidas de los vecinos de Sondika.

Yo no cogeré una maza, no creo en la violencia, pero a buen seguro me veré obligada a quitar esos carteles yo misma con ayuda de mis compañeros del PP ante la pasividad del PNV gobernante que sólo aporta degradación de la calidad democrática.